Tortitas de calabacín

Me estoy aficionando a las aplicaciones culinarias para el iPhone. Lo confieso no sin reparo, ya que desde que me subí al tren de los libros electrónicos, los libros de cocina siguen siendo los únicos que todavía compro en formato antiguo. Me gusta incluso llevarlos a la cocina y que se manchen con comida de sus recetas.

La semana pasada, de hecho, hice mi primera incursión en la cocina con el iPad de I. durante una clase de cocina particular en casa. No me encantó, entre otras cosas porque se me apagaba después de un rato, y porque me daba miedo mancharlo (pero ya he visto que existen estas protecciones ideadas especialmente para gourmets freaks de la tecnología).

Esta es otra receta adaptada de Mark Bittman. Me gustan sus recetas porque son sencillas y siempre admiten variantes personales. En este caso reemplacé el queso parmesano por una combinación de almendra molida y miso (truco que aprendí de Montse Bradford).

La estrella de este plato son los calabacines mismos, lo demás sólo sirve o bien para amalgamar la masa de calabacín, o bien para darle un toque más de sabor. Y como estos eran del huerto (de hecho, era uno solo, gigante), el sabor propio brillaba por sí solo.

Tal vez lo más delicado de todo (que fallaba en las instrucciones originales) es que el calabacín tiene muchísima agua y hay que intentar secarlo un poco para que las tortitas no se deshagan. Por eso no conviene saltarse el paso de dejarlos reposar un buen rato en la nevera, y luego apretar bien con las manos para quitar el excedente de líquido.

Tortitas de calabacín. Adaptadas de How to Cook Everything de Mark Bittman 
Ingredientes para unas 10 tortitas:

unos 900 gr. calabacín (este era uno del huerto, enorme), rallado
1 cebolla picada bien fina 
1/4 taza harina de espelta, y cantidad extra para rebozar 
1 huevo grande, batido 
1/4 taza almendra molida 
1 cucharada miso, disuelta en apenas un poco de agua caliente (o, en lugar de la almendra y el miso, 1/2 taza queso parmesano rallado) 
sal y pimienta negra a gusto 
perejil picado para servir 
4 cucharadas aceite de oliva


Combinar todos los ingredientes menos los dos últimos en un bol grande. Mojarse las manos y formar tortitas, apretando un poco para sacar el exceso de líquido. Dejar reposar en una fuente en la nevera durante 1/2-1 hora. Antes de ponerse a hacerlas, volver a escurrir el líquido.Pasar por pan rallado o harina.Calentar el aceite en una sartén grande. Hacer las tortitas hasta que estén bien doradas de los dos lados (unos 10-15 minutos en total) a fuego medio y girando a media cocción. Si hay mucho aceite, escurrir sobre papel de cocina.Servir con perejil picado y alguna salsita oleaginosa, por ejemplo hecha con tofu, olivas negras y un poco de aceite y agua.

11 Comments