Tartaletas de hojaldre con habas, hinojo y olivas

Nada me hace más feliz que aprovechar no sólo los productos de estación, sino los que casualmente tengo en la nevera en ese preciso instante, para crear algo tan delicioso y bonito como esta receta, basada en una que encontré en la revista Saveur

Si bien el resultado parece sofisticado, no son tan complicadas de hacer. La forma de las tartaletas tiene un poquito de truco hasta que lo entiendes y luego salen como churros. Puedes jugar infinitamente con el relleno. Perfectas como aperitivo o picnic, o unas cuántas acompañadas de una colorida ensalada com plato principal. 

Tartaletas de hojaldre con habas, hinojo y olivas
Ingredientes:
1 paquete masa de hojaldre (dos hojas)
1 cebolla, picada
1 bulbo hinojo, picado
2 dientes ajo, picados
1/2 kg. habas frescas
1/3 taza queso fresco (o feta)
1/4 taza aceitunas negras
2 cucharadas perejil fresco picado
sal
pimentón dulce
aceite de oliva extra-virgen

Pelar las habas. Esta es la parte más entretenida y hay que tener paciencia (ver aquí). Hervir las habas durante 5 minutos. Colar y reservar.

Calentar un poco de aceite en una sartén de fondo pesado. Añadir la cebolla y saltear a fuego medio durante unos 8 minutos con una pizca de sal, hasta que esté tierna y apenas dorada. Añadir el ajo y el hinojo picado. Saltear unos 5 minutos más. Añadir las habas y el pimentón y saltear unos minutos más. Apagar el fuego y añadir el queso, las olivas y el perejil. Salpimentar a gusto. 

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja de horno con papel vegetal. Preparar la masa de hojaldre sobre una superficie harinada. Cortar cada rectángulo en 9 cuadrados. Hacer tajos en forma de L en dos rincones opuestos de cada cuadrado (como si cortaras un marco). Sujetar las dos esquinas y pasarlas hacia el lado opuesto, pasando una por debajo de la otra. Luego apretar con los dedos, creando un bolsillito en forma de rombo para contener el relleno.

Rellenar con 1 cucharada de relleno. Pinclear unas gotas de aceite por encima y hornear hasta que la masa esté inflada y doradita, unos 15 minutos. Servir tibio.

Comment