Hinojo y calabacín braseados con mijo

 ¿Existen las recetas originales? A veces me torturo pensando que no soy suficientemente creativa en la cocina, que me la paso repitiendo recetas de otros. En realidad, en alguna medida todos hacemos lo mismo; de hecho, las recetas no las suelo seguir al pie de la letra sino que las adapto según mis ganas y conveniencia, lo que tenga en la nevera o las sustituciones según pide mi dieta habitual. 

La receta de hoy es, de hecho, una adaptación de una adaptación. La vi en el blog de Luise y David, y ellos la habían adaptado (o sea que también los ganadores de premios adaptan) de un libro que en ese momento estaba en mi wish list: Vegetable Literacy  de Deborah Madison. Tal vez cuando se publique este post ya me haya animado a comprarlo. La diferencia más significativa en mi versión es, por un lado, que usé mijo en vez de arroz, y por otro lado que omití la salsa de tomate, añadiendo en su lugar unos pocos tomates secos picados. 

Es una comida en sí misma, y si quieres añadir proteína puedes agregar un huevo poché por encima, como hice para B. y O. Unas nueces tostadas también le irían muy bien. El hinojo es el sabor predominante, en tres formatos: semillas, bulbo y hojas; si quieres suavizarlo puedes sustituir las hojas frescas por perejil.  

Yo utilicé una olla de hierro colado, que para el braseado va muy bien porque mantiene mucho jugo, que después absorbió gustosamente el mijo.  

Hinojo y calabacín braseados con mijo
Ingredientes para 4 personas:
1 taza mijo, lavado y colado
3 tazas agua
2 bulbos hinojo fresco
1 calabacín mediano
4 echalotas o 1 cebolla y 1 diente ajo
2 cucharitas semillas de hinojo
1/2 cucharita azafrán tostado y molido
1/2 cucharita tomillo seco
sal y pimienta a gusto
3 tomates secos en aceite y unas alcaparras, opcional
hojas verdes del hinojo o perejil, para decorar

Preparar el mijo: hervir 2 tazas de agua con 1 pizca sal. Cuando hierva, echar los granos de mijo lavados. Tapar, bajar el fuego a mínimo, colocar placa difusora y dejar hervir unos 20 minutos. Dejar reposar unos minutos con un trapo de cocina por encima. Pasar a una fuente.  

Quitar los tallos duros y las hojas de los bulbos de hinojo (reservar éstas para decorar). Cortar los bulbos por la mitad y a su vez en gajos. Cortar el calabacín en ruedas de unos 2 cm de ancho y, si son muy grandes, por la mitad.

Calentar 1 cucharada aceite de oliva en una sartén o cacerola con tapa (si tienes, utiliza una de hierro colado) a fuego medio-alto. Una vez caliente, añadir la cebolla, semillas de hinojo, azafrán y tomillo y saltear unos minutos sin dejar de mover.  

Añadir los gajos de hinojo y calabacín y saltear hasta que estén bien dorados, moviendo de vez en cuando. Una vez que tengan color, añadir el ajo machacado, 1 taza agua, los tomates secos picados, las alcaparras, la sal y la pimienta. Remover un poco, tapar y bajar el fuego. Dejar cocer unos 15 minutos o hasta que las verduras estén tiernas.  

Pasar a la fuente del mijo, repartiendo el jugo por encima. Espolvorear las hierbas por encima y servir. 

 

Comment