Ensalada de orzo, brócoli y salmón con aliño verde cremoso

Creo que me llevó un par de semanas acostumbrarme al clima "veraniego" de la bahía. Y eso que estuvimos en San Francisco hace dos años, pero cuando vienes del verano mediterráneo, el cambio cuesta. Los primeros días estaba muerta de frío y no entendía las variaciones diurnas. Ahora veo que hay un patrón: amanece con niebla y fresquito. Me siento ridícula poniéndoles protector solar a los niños cuando salen al camp a las 9 de la mañana. Pero casi todos los días despeja -a veces antes, a veces después- y entonces el sol pega fuerte. Pero no te deshagas de tu chaqueta porque por la tarde vuelve a entrar la niebla y refresca otra vez. Y así sucesivamente.

El otro día queríamos hacer un picnic en la marina de Berkeley. A pesar de llevar ya dos semanas observando el patrón, por la mañana I. me dijo "me parece que hoy no será día de picnic". Sin embargo, sobre las 11 despejó completamente y el tupper estaba listo. Comimos deleitándonos con los productos maravillosos de Monterey Market (gracias Sarita por la recomendación; hasta se puede ir andando desde la casa donde estamos, cosa que aquí es decir mucho!) y la vista mágica -porque siempre aparece y desaparece- del skyline despejado (!) de San Francisco. 

La comida supo mejor que nunca. Creo que el secreto no sólo fue la gran calidad del producto, sino también el aliño, suficientemente sutil como para no convertir el plato en una especie de ensaladilla, y al mismo tiempo muy presente con el salado del miso, el agrio del limón y la cremosidad del aguacate Haas. 

El orzo es una pasta con forma de grano de arroz y va genial en ensaladas. En España no se consigue, así que puedes sustituir un arroz basmati o cualquier variedad de pasta pequeña. 

Ensalada de orzo, brócoli y salmón con aliño verde cremoso

Ingredientes:
250 gramos orzo (o pasta pequeña, o arroz basmati)
1 manojo brócoli bebé
1 cebolla roja, picada
400 gramos salmón salvaje ahumado
Para el aliño:
zumo de 1/2 limón
1 cucharada miso blanco
1/2 aguacate (maduro)
1 cucharada aceite de nuez tostada (o de oliva)
sal y pimienta negra recién molida

Preparar la pasta según las instrucciones del paquete. Dejar enfriar a temperatura ambiente. Calentar una sartén o wok con un poquito de aceite. Añadir la cebolla roja picada y una pizca de sal. Saltear unos minutos, hasta que empiece a dorarse, y luego añadir los cabitos del brócoli picados. Seguir salteando unos minutos. Finalmente añadir las flores de brócoli, salteando unos minutos más. Salpimentar y apagar el fuego.  
Desmenuzar el salmón. Mezclar con el resto de ingredientes en el wok. 
Preparar el aliño: machacar el aguacate (tiene que estar bien maduro) en un bol pequeño. Añadir el zumo de limón y el miso blanco, deshaciendo con la parte de atrás de la cuchara. Finalmente añadir el aceite y emulsionar bien. Añadir el aliño a la ensalada y probar para ver si falta sal o pimienta. Servir con cebollino picado o albahaca fresca. Feliz picnic! 

 

2 Comments