Coles de bruselas con nueces tostadas y vinagreta de mostaza y alcaparras

Tal vez ya estéis cansados, tal vez me repita demasiado con mi fascinación con el farmers market pero nunca en mi vida había visto cómo crecían las coles de Bruselas, perdonen mi ignorancia. Pero creo que por las reacciones que provocó en Facebook esta foto, éramos unos cuántos...

Verlos así, en su esencia, nos hizo tener aún más ganas de comerlos, y eso que ya nos gustaban antes, cuando éramos ignorantes. Era una cantidad significativa y agoté las maneras de comerlas; en el pasado, no aparecían tan frecuentemente por nuestra mesa y bastaba con un hervor corto y luego gratinado al horno. Esta variedad también la hicimos. La última versión fue la más especial y por eso la comparto hoy. Me basé en una receta del maravilloso y docto libro de Deborah Madison Vegetable Literacy (creo que podría cocinar exclusivamente de este libro durante al menos unos años sin repetir y sin cansarme).

Madison trabaja las verduras por familias, y ofrece no sólo recetas y mucha sabiduría, sino también combinaciones de sabores. Por ejemplo, las coles de Bruselas (y las coles en general) quedan bien con sabores ahumados, quesos curados y azules, nueces, mostaza y alcaparras, entre otros. Así es que aproveché las coles ya hervidas para hacer esta ensalada.

El aliño es denso y sabroso; la cantidad de la receta es suficiente para que te sobre un poco en el fondo para mojar un buen pan. El día anterior había ido a la ciudad y compré esta maravilla (junto con esta joya -presentada como tal, en una caja de cartón de su tamaño-, para mí, que no tiene trigo).

Coles de bruselas con nueces tostadas y vinagreta de mostaza y alcaparras
Basado en una receta de Vegetable Literacy
Ingredientes:
1/2 kilo coles de Bruselas
un puñado de nueces
Vinagreta:
1/3 taza aceite de oliva extra virgen
zumo de 1/2 limón
1 cucharada mostaza a la antigua o de Dijon
1 puñado cilantro fresco picado
1/4 cucharita sal marina fina
pimienta negra recién molida
1 cucharada alcaparras

Hervir las coles, hasta que queden tiernas pero no exageradamente blandas. Dejar enfriar. Cortarlas en rodajas bien finas. Tostar las nueces en una sartén hasta que estén ligeramente doradas pero sin pasarse. Picar gruesamente y reservar.
Preparar la vinagreta: en un bol pequeño, poner el zumo de limón con la sal. Incorporar la mostaza y el aceite batiendo con ganas. Añadir la pimienta negra y finalmente el cliantro y las alcaparras. Probar y ajustar a gusto. Juntar el aliño con las coles de Bruselas en un bol y mezclar con cuidado. No te olvides de servir con un buen pan.