Hamburguesitas de mijo, boniato y salmón

Una de mis verduras favoritas es el boniato (o batata como lo conocemos en mi país). Siempre celebré su llegada otoñal, tanto como lamenté su desaparición tan súbita. Es lo que tiene comer según las estaciones. Pero me sorprendía lo breve que era su temporada en Cataluña, y por ello intentaba sacarle partida cocinándolo sin parar mientras durase en el mercado.

En general lo que hago es asarlos incluso antes de pensar en qué hago con ellos. Es tan fácil, simplemente los lavas y así, enteritos, los metes al horno caliente durante aprox. 50 minutos, hasta que estén blanditos. Y después puedes hacer mil cosas, frías o calientes: cremas, ensaladas, partirlos al medio y comerlos con algún estofado de legumbres encima, etc. A los niños les encanta su dulzor, es casi como comerte el postre en la comida.

Aquí en California tenemos la suerte de encontrar muchísimas variedades de sweet potatoes, y se cultivan durante más tiempo que en Cataluña, por lo que veo, ya que siguen presentes en el invernal mes de febrero (y orgánicos! y locales!). La última tanda que compré fue diligentemente asada, y hoy se me ocurrió mezclarlas con mijo cocido para hacer unas hamburguesas.

Las mujeres del curso que estoy dando en la clínica Charlotte Maxwell quedaron muy intrigadas cuando les dije que el mijo tenía la consistencia ideal para hacer hamburguesitas vegetales, y aquí el sweet potato refuerza esa textura ligeramente pegajosa.

Deliciosas en un día de lluvia, las serví con una ensalada verde con nueces tostadas.

Hamburguesitas de mijo, boniato y salmón
Ingredientes:
1 taza mijo
1 boniato o sweet potato asado (como explico arriba)
1 huevo
100 gramos salmón salvaje ahumado
1 puñado hojas de cilantro frescas, picadas
sal y pimienta
1 cucharada miso blanco
aceite de oliva extra virgen

Precalentar el horno a 190ºC/375ºF. Preparar una bandeja de horno con papel vegetal y pincelar con aceite de oliva.
Primero preparar el mijo. Lavarlo en un colador de malla fina bajo el grifo, y ponerlo en una cacerola mediana con 2 tazas de agua y 1 pizca sal marina fina. Llevar a ebullición, tapar, bajar el fuego al mínimo y colocar un difusor si fuera necesario. Dejar cocer durante 15-20 minutos. Dejar reposar otros 10 minutos y luego destapar y subir los granos con un tenedor.
Pelar el boniato (si está bien hecho la piel sale casi sola), cortarlo en trozos grandes e incorporar al mijo, mezclando con suavidad. Añadir el huevo batido, formando una masa.  Añadir el miso, asegurándote de que se mezcle bien. Picar o deshacer con los dedos el salmón y añadir. Sazonar a gusto con sal y pimienta. Finalmente, añadir las hojas de cilantro picadas.
Con las manos mojadas, formar las hamburguesitas (puedes hacer la forma y tamaño que más te guste, pero asegúrate de que sean todas más o menos iguales para que la cocción sea uniforme). Colocarlas en la bandeja preparada y pincelar con un chorrito de aceite de oliva extra virgen por encima.
Hornear durante aprox. 30 minutos, o hasta que queden doraditas.
Servir tibias o frías.



2 Comments