Gloria matinal de avena

Para los amantes del bol y cuchara, os ofrezco un nuevo porridge, esta vez basado en una receta del maravilloso libro Whole Grain Mornings, de Megan Gordon, la creadora de la granola más rica (después de la mía, claro). Gordon se inspiró a su vez para esta receta en un muffin tradicional americano que se llama Morning Glory o gloria matinal. Comerse esta crema de avena con especias dulces y añadidos tiene todo el placer pero sin culpas ni remordimientos, ya que no lleva azúcar ni la harina del muffin que lo gestó. Varié un poquito la receta original al sustituir dátiles por las pasas de uva que usaba Gordon: no convencen las pasas en esta casa, y además el dulzor de los dátiles me permitió no tener que añadir ni un poquito del azúcar moreno. (Eso sí, a B. le puse un poco de sirope de arce por encima, cómo no.) 

Read More

Sopa de zanahoria con nido de verdes y dukkah

Cuando llegué a California, un libro llevaba un rato ya en mi wish list: Vegetable Literacy de Deborah Madison. Lo había visto en mi viaje anterior, y además estaba en boca de todas las bloggeras que sigo habitualmente. Pero con su tapa dura y sus buenas 400+ páginas gruesas (con fotos de alta calidad, como las hace Ten Speed Press), sabía que no era el libro para llevar y traer por encima del charco demasiadas veces.

Read More

Ensalada crujiente de lentejas con especias

Desde que estamos en California tengo que vigilar un poco más mi aporte de proteínas. A pesar de tener toda esta costa al lado, aquí no hay costumbre de comer tanto pescado, y es una de las cosas que más extraño de Barcelona. Incluso en el farmers' market, cuando encuentro un puesto de pescado fresco, sólo lo venden fileteado. Los americanos tienen, por lo general, una clara aversión a encontrarse con los huesos y espinas, o todas las partes que les recuerden el verdadero origen animal del alimento, obligando a olvidar que la comida viene directo del mercado.

Read More

Paté de remolacha y za'atar

Para seguir con la temática de hace un par de semanas, aquí va el otro paté vegetal del taller a la Ottolenghi.  En este caso hay un interesante juego de contrastes entre el dulzor natural de la remolacha -exacerbado un poco con el sirope de arce- y los sabores del za'atar: el sumac pungente, sésamo graso y crujiente, tomillo herbáceo, y una generosa cantidad de sal para contrarrestar.

Read More