Muffins de calabaza y coco para Halloween

De pequeña Halloween era mi fiesta favorita. No tanto por las golosinas (la mayoría iban directo a la basura) sino por el encanto de ver a todo el mundo disfrazado en la calle. Vivíamos en una ciudad-suburbio donde caminar por la calle no era una opción (te miraban raro). Y de repente esta transformación anual, popular, nocturna y excéntrica, se convertía en una fiesta por partida múltiple. Tal vez por eso, a pesar de la colonización, no me molesta del todo que Halloween, tradicionalmente tan americana, se esté exportando hacia estos pagos. 

Read More