Aceite

Las aceitunas son un gusto adquirido. Antes de venir a vivir a España, no me gustaban nada. La palabra aceituna me remitía a unas bolas negras sacadas de una lata que mi hermana y yo nos poníamos en las puntas de todos los dedos como si fueran unas enormes y proturberantes uñas pintadas. Fue aquí en Barcelona, muchísimos años después, cuando empecé a apreciar las aceitunas en todas sus variedades.

Read More