Cosas nuevas

Ya llevamos tres semanas y media en California y de momento seguimos de luna de miel. Dos cosas, sobre todo, me tienen captivada: la enorme presencia de la naturaleza en el día a día (I. todavía no se acostumbra a ver las ardillas a todo rato; ayer cuando iba en bici a yoga una mofeta cruzó mi camino) y la luz, la preciosa luz brillante que ocupa cada rincón de mi casa.

Read More

Paté de remolacha y za'atar

Para seguir con la temática de hace un par de semanas, aquí va el otro paté vegetal del taller a la Ottolenghi.  En este caso hay un interesante juego de contrastes entre el dulzor natural de la remolacha -exacerbado un poco con el sirope de arce- y los sabores del za'atar: el sumac pungente, sésamo graso y crujiente, tomillo herbáceo, y una generosa cantidad de sal para contrarrestar.

Read More

Salteado de setas shitake, flores de yuca y remolacha

Mis jueves este semestre son muyyy largos. Pero jueves también es el día que reparte Horta de Capolat en casa. Y un jueves de esos laaarrgos al llegar a casa me encontré una sorpresa: Enric y compañía me habían dejado un regalo maravilloso: unas preciosas flores de yuca de su propio jardín.

Uno de mis vicios es intentar tener flores frescas en casa. Como no tenemos ni balcón (ni manos habilidosas) las plantas no sobreviven en casa, y las flores frescas son la manera de tener algo de naturaleza en casa. O. heredó esta debilidad de mí y semanalmente convertimos esta afición en una salida madre-hija.

Read More
Comment