Albóndigas de lentejas

Aquí va una receta que sienta bien calentita en invierno, como ingrediente proteico de una comida suculenta, con unos espaguetis y salsa de tomate, por ejemplo, o gratinadas sobre una cama de quinoa y espinacas. Pero también se pueden comer frías en verano; se pueden llevar incluso a un picnic y comer con los dedos. 

Read More